Kennedy, Nigel



Hijo de músicos, su madre era profesora de piano. Niño prodigio a quien Yehudi Menuhin pagó sus estudios de violín desde que lo descubrió.

Muy conocido por sus interpretaciones de Las Cuatro Estaciones, de la que llegó a vender más de un millón de discos, convirtiéndose en un récord de ventas en música clásica y por su trabajo con la célebre soprano Sarah Brightman.

Las versiones de Nigel Kennedy son completamente heterodoxas. Más allá de criterios estilísticos, es su desbordante personalidad la que impone la pauta en sus conciertos, cosechando las críticas de los más puristas. Fue niño prodigio y alumno predilecto de Yehudi Menuhin. Detrás de esa aparente desenvoltura hay una técnica y un gran dominio del instrumento. Se ha llegado a presentar vestido de payaso. Interpela al público y baila por el escenario. El teatro contribuye, sin duda, a crear un espectáculo completo y de carácter muy personal. Kennedy no se ha limitado a la música clásica y ha buscado nuevos campos grabando un disco en el que adapta música de Jimi Hendrix y también en 2003, seducido por los sonidos del este de Europa, grabó un disco con una banda de músicos polacos The Kroke Band.

Su búsqueda no ha dado resultados. Por favor, inténtelo de nuevo con otra palabra clave.